Blog
ene 2013 19

Parásitos en el cerebro

Publicado en EDUCACION, NOTICIAS, PORTADA, SALUD, VIDEOS


Por: Bertha Sola

La cisticercosis es una enfermedad infecciosa ocasionada por los huevecillos de un parásito llamado Tenia Solium, que a su vez produce una enfermedad conocida como teniasis.

Las dos enfermedades se presentan por la de y mala preparación en , principalmente de la de y en menor grado por hortalizas, verduras y frutas, y pueden afectar a cualquier persona con diferentes niveles de gravedad incluso hasta la muerte o por introducir los dedos sucios en la boca después de defecar o beber contaminada con excremento humano.

La tenia o solitaria, es una lombriz plana de tamaño variable, que se aloja en el intestino humano, es un parásito que consume los nutrimentos que la persona debería aprovechar, lo que puede llevar a una desnutrición. En ocasiones parte de esta lombriz llega a expulsarse al defecar, pero vuelve a crecer, llegando a alcanzar longitudes impresionantes.

El problema más grave es que sus huevecillos, se alojan en el estómago e intestino para posteriormente incorporarse por medio del torrente sanguíneo a otros órganos en donde ocasionan daños severos.

Los cisticercos o huevecillos de la tenia, suelen alojarse y afectar al cerebro y la médula espinal causando neurocisticercosis o daños en el cerebro y también en los , hígado, músculos y bajo la .

Cuándo hay una cisticercosis, los síntomas dependerán del órgano afectado y de la cantidad de quistes existentes y pueden llegar a manifestarse después de mucho tiempo de adquirido el parásito. En ocasiones no se presentan síntomas y algunas personas pueden llegar a expulsar segmentos de la tenia al defecar.

Entre los síntomas puede presentarse náusea, dolor abdominal y diarrea. Si se localizan bajo la piel, se presentan como bolitas que son fácilmente palpables. Cuando afectan los ojos, ocasionan visión borrosa o turbia, disminución o pérdida de la capacidad visual. Cuando afectan el cerebro, los síntomas son: convulsiones, hidrocefalia o inflamación del cerebro, alteraciones de la conducta parecidas a las de la esquizofrenia o paranoia, pérdida de la memoria, neurosis, confusión, meningitis, epilepsia y dolor de cabeza entre otros. Si se alojan en la columna vertebral, las manifestaciones pueden ser trastornos de la marcha, dolor, parálisis u otros síntomas neurológicos.

Para establecer el diagnóstico, lo más importante es acudir al médico si se sospecha por haber ingerido alimentos de dudosa higiene. Entre los estudios está el análisis de excremento,de sangre y una tomografía del cerebro, resonancia magnética y en ocasiones una biopsia o análisis de tejido dañado o sospechoso.

No todos los casos de cisticercosis se pueden tratar, debido a las lesiones cerebrales. Cuando las larvas están vivas se utiliza una combinación de medicamentos antiparasitarios y antiinflamatorios. Pero cuando los cisticercos están muertos y se ha formado una cubierta dura alrededor de las larvas de la tenia, no es benéfico proporcionar antiparasitarios. A medida que mueren los cisticercos, la lesión se reduce de tamaño, baja la inflamación y los síntomas desaparecen.

Para eliminar la tenia intestinal, se utilizan la “Niclosamida”, el “Praziquantel” y tratamientos prolongados con “Albendazol” según lo determine cada médico.

Para eliminar los cisticercos cerebrales u oculares se requiere de medicamentos de empleo controlado como anticonvulsionantes y generalmente una cirugía que se recomienda cuando los quistes son grandes y actúan como si fueran tumores que afecta varias zonas cerebrales y cuando el quiste es intraventricular o presentan hidrocefalia.

Dado que la adquisición de la cisticercosis, se da por carne, agua, fruta, legumbres u hortalizas contaminadas con materia fecal infectada, las medidas preventivas son:

- En cualquier persona es necesario tomar algún desparasitante de preferencia dos veces al año.

- Dado que el cisciterco proviene de la carne de cerdo, es responsabilidad de quienes crían, venden y preparan la carne de cerdo, siguiendo las reglas y normas establecidas por la Secretaría de Salud.

- Evitar la ingestión de carne de cerdo en establecimientos de dudosa higiene,cruda o poco cocida y por ningún motivo comerlas si presentan bolitas blancas o verdes, conocidas como “granillos”.

- Lavarse muy bien las manos después de ir al baño y antes de comer o manipular carne de res o de cerdo.

- Eliminar las evacuaciones de un enfermo con tenia, cuidadosamente, siempre dentro de los excusados y colocando cloro o cal después para limpiar adecuadamente antes de que otra persona utilice el sanitario.

- Cumplir con el tratamiento completo y adecuado en caso de adquisición del parásito.

- Lavar y desinfectar bien frutas y verduras que se van a consumir crudas. Las legumbres de hoja, hay que dejarlas reposar en agua con dos gotitas de desinfectante para alimentos o cloro y enjuagarlas muy bien al chorro de agua antes de consumirlas.

- Lavarse bien las manos con agua y jabón después de ir al baño y antes de manipular, preparar o comer alimentos.

- Tomar exclusivamente agua hervida y limpia, potable o bebidas embotelladas que garanticen su limpieza.

-Mantener la carne de cerdo y las fresas congeladas antes de consumirlas ya que el cisticerco muere después de 48 a 72 horas de congelamiento.

Dejar un comentario

*campo requerido